Dodgers World Series Ring Walter O'Malley The Official Website



Introduction
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15

Translate this page
English
Japanese
The Biography of Walter O'Malley



Página 8
El 28 de mayo de 1957, la Liga Nacional que se reunía en Chicago, le concedió a los Gigantes y a los Dodgers, el permiso para mudarse a San Francisco y Los Ángeles, si ambos clubes querían hacer el cambio juntos antes del 1ero. de octubre del mismo año. En 1957, como en años anteriores, se realizaron muchas juntas y bastante correspondencia se intercambió en Nueva York, pero no hubo soluciones al problema de adquirir el terreno que O’Malley prefería en Brooklyn.
También en agosto de 1957, O’Malley pasó mucho tiempo trabajando en los detalles de un posible acuerdo para traer a los Dodgers a Los Ángeles. El negociador que fue involucrado tempranamente en julio de 1957 por la ciudad y los Supervisores del Condado de Los Angeles, era Harold “Chad” McClellan, el antiguo Subsecretario de Comercio en Asuntos Internacionales en la Administración de Eisenhower. Él vino a retomar las pláticas donde habían comenzado, en el mes de marzo en Vero Beach y en mayo en Los Angeles. La primera reunión entre McClellan y O’Malley fue en Brooklyn el 21 de agosto de 1957; sólo dos días después de que los Gigantes anunciaran que se reubicarían a San Francisco para la temporada de 1958.
Esfuerzos de última hora por parte de las autoridades de Nueva York para no quedar mal y quedarse con los Dodgers, fueron inútiles, incluyendo el intento del Alcalde Wagner de aceptar el plan de Nelson Rockefeller de financiar el terreno para construir un nuevo campo de juego. Moses, quien mató cualquier pensamiento sobre el sitio en las avenidas Atlantic y Flatbush, había obstaculizado permanentemente los esfuerzos de O’Malley. Como muchos otros antes y después que él, O’Malley sabía que era tiempo de ir al Oeste a buscar nuevos horizontes.
El 7 de octubre de 1957, el Concejo de la Ciudad de Los Angeles votó 10-4 para aprobrar una moción para pedir oficialmente que los Dodgers se reubicaran a su ciudad y entraron en un contrato con ellos para intercambiar terreno en Chavez Ravine por Wrigley Field en Los Ángeles. El contrato requería que O’Malley utilizara fondos privados y construyera un estadio de 50,000 asientos, además de poner el terreno de vuelta en la lista de impuestos. Al siguiente día, el publicista de los Dodgers Red Patterson emitió un anuncio desde Nueva York: “En vista de la acción del Concejo de Los Angeles ayer y de acuerdo a la resolución de la Liga Nacional hecha el 1ero. de octubre, los accionistas y directores del Club de Béisbol de Brooklyn se han reunido hoy y acordaron unánimemente que se lleven a cabo los pasos necesarios para preparar el territorio de Los Ángeles.”
Sin embargo, los problemas se presentaron desde el principio. Desde el momento en que bajó del avión de los Dodgers en Los Ángeles el 23 de octubre de 1957, fue recibido por no sólo un comité de bienvenida, sino que con un citatorio presentado de parte de unos residentes que vivían ilegalemente en Chavez Ravine.
Esa área, nombrada en honor del antiguo Concejal de Los Ángeles y pionero de Nuevo México, Julián Chavez, fue el sitio del fallido proyecto de vivienda del gobierno federal en los 50’s, y ese terreno había regresado a ser propiedad de Los Ángeles con restricciones de uso limitado. Realísticamente, nadie debería estar viviendo en esa tierra, ya que la Autoridad de Vivienda de Los Ángeles había enviado cartas a los residentes desde el 24 de julio de 1950, informándoles que “un desarrollo habitacional público se construiría en este sitio para familias de bajos ingresos...Pasarán varios meses antes de que se compre su propiedad, la Autoridad de Vivienda les dará toda la asistencia posible para encontrar otra casa”. Pero, un manojo de residentes permanecieron ahí ilegalmente, a pesar de que las autoridades de la ciudad les dijeron repetidamente que desalojaran. Como lo hizo en Nueva York, O’Malley lo tomó con calma y permaneció enfocado.











Back to top

< Página 7 Página 9 >
 


HomeWalter O'Malley BiographyDodger HistoryDodger Stadium
MultimediaHistoric DocumentsPhoto Galleries

Terms of UsePrivacy PolicySite MapSite CreditsContact
Copyright © 2003-2014 O'Malley Seidler Partners, LLC. All rights reserved.
Major League Baseball trademarks and copyrights are used with the permission of MLB Advanced Media, L.P.
All rights reserved.